Uno de los temas más complicados de tratar en el sistema operativo Android son sus aplicaciones preestablecidas, las cuales generan un espacio que para muchos es innecesarios, sobre todo en aquellos que poco utilizan las app que trae este software por defecto. Lo cierto es que no se pueden desinstalar pero si podemos inhabilitarlas sin tener que hacerte root a nuestro equipo.

Desinstalar las app preestablecidas

Para hacerlo debemos instalar un programa informativo, este nos permitirá tener dominio completo de nuestro equipo, hacer lo que queramos, instalar y desinstalar aplicaciones desde cero, seremos los desarrolladores del sistema operativo Android que tenga nuestro terminal.

eliminar aplicaciones preestablecidas

Cuando instalemos este programa debemos ingresar y seleccionar Modify System, donde aparcera tres opciones que debemos tener mucho cuidado con ellas, nos saldrán Junion, Pro y Quit, sin experimentar ni probar, debemos seleccionar PRO. Luego de este paso debemos buscar la app o las aplicaciones que deseamos desinstalar, debemos tener cuidado en todo momento porque esto puede ayudarnos mucho pero también puede traernos muchos problemas.

Cuando encontremos la app que queremos borrar, nos aparecerá las opciones Uninstall, Info Online, Quit; debemos seleccionar uninstall, que significa desinstalar y de esta manera la aplicación preestablecidas se borrara. Este es un proceso que debe correr bajo su total responsabilidad y si sigue los pasos que le hemos dado su equipo no debe correr ningún riesgo posible sin embargo debe ser consiente que su sistema puede generara falla si su aplicación eliminada contiene algunas funciones con la base del sistema.

Es importante saber que los smartphone que tengan Android 4.0 o superior pueden inhabilitar las app preestablecidas sin tener que eliminarlas, esto les generara espacio suficiente, también tenemos que saber que son muchos los equipo que hoy en día cuenta con una memoria interna bastante suficiente como para no tener que eliminar las app que trae por defecto nuestro Android.

Fuente: Elheraldo.hn