Consola de Xbox One X presentada por Microsoft conocela

0
397

 

La Xbox One X presentada por Microsoft hace unos días será la consola más potente de la historia cuando llegue a finales de año, y logrará ofrecernos unas prestaciones fantásticas a un precio realmente competitivo de 499 euros.

Hay quien ha criticado el precio por ser claramente superior al de la PS4 y, desde luego, al de la Xbox One S, pero lo cierto es que la potencia y características de la Xbox One X hacen que esos 499 euros estén muy bien invertidos. De hecho hemos intentado configurar un PC de gaming con una configuración y precio similares y hemos tenido problemas para lograr una propuesta equivalente.

s importante señalar desde el principio que no es posible hacer una comparación “justa” entre un PC y una consola, ya que ambas están orientadas a distintos escenarios y a distintos tipos de usuario.

La Xbox One X presentada por Microsoft hace unos días será la consola más potente de la historia cuando llegue a finales de año, y logrará ofrecernos unas prestaciones fantásticas a un precio realmente competitivo de 499 euros.

Hay quien ha criticado el precio por ser claramente superior al de la PS4 y, desde luego, al de la Xbox One S, pero lo cierto es que la potencia y características de la Xbox One X hacen que esos 499 euros estén muy bien invertidos. De hecho hemos intentado configurar un PC de gaming con una configuración y precio similares y hemos tenido problemas para lograr una propuesta equivalente.

Las comparaciones son odiosas

Es importante señalar desde el principio que no es posible hacer una comparación “justa” entre un PC y una consola, ya que ambas están orientadas a distintos escenarios y a distintos tipos de usuario.

Para empezar, los PCs de gaming también sirven a sus usuarios para trabajar y navegar por internet y por las redes sociales: la flexibilidad que ofrecen tanto en su utilización como en su capacidad de expansión es una de las claves por las que los PCs siguen siendo los preferidos para quienes buscan las máximas prestaciones.

En el segmento de las consolas, no obstante, los juegos son prácticamente la única motivación de la compra, tanto por los títulos exclusivos como por esa asociación casi indivisible al mando de juegos y no al teclado y ratón clásico de máquinas Windows. Aunque estas máquinas pueden hacer muchas más cosas —y Windows 10 y sus aplicaciones universales podrían tener mucho que decir en el futuro de la Xbox One X— parece claro que de momento nadie se plantea comprarlas como sustitutas de su PC de sobremesa o portátil.

Así pues, hay muchos factores que hacen que comparar ambos tipos de plataforma sea un tema delicado. Este ejercicio es más fruto de la curiosidad que de poder establecer realmente argumentos sobre si la Xbox One X es realmente cara o realmente barata al compararlas con PCs de gaming.

Fuente:https://www.xataka.com

Consola de Xbox One X presentada por Microsoft conocela