Tiene solo 17 años. Le apasionan las nuevas tecnologías y ha conseguido meter la cabeza en GoogleNji Collins Gbah ha hecho no solo historia en su ciudad natal, Bamenda, sino también en su país, Camerún, al convertirse en el primer africano que gana el Google Code-in, un concurso para jóvenes programadores, a pesar de las dificultades para acceder a internet desde la habitación de su casa.

Google y su conquista

Yaundé, capital de Camerún, es el nuevo hogar del joven. Allí vive con parte de su familia, según relata a la «BBC», por culpa del gobierno de su ciudad, que decidió restringir el acceso a la Red en febrero, un día después de saber que era ganador, aunque antes ya había sufrito numerosos cortes. En total, 370 km separan a este joven de su hogar. Todo por un sueño: formar parte del gigante de internet.

Los de Mountain View organizan anualmente la Google Code-in, una competición en la que miles de jóvenes de entre 13 y 17 años participan fruto de su pasión por la tecnología y creación del software libre. Son, sin duda, una buena cantera para el gigante tecnológico. Cada año, según Google, aumenta el número de estudiantes participantes y 2016 no fue la excepción: 1.340 jóvenes de 62 países completaron las 6.418 tareas. Los 34 ganadores fueron elegidos por las 17 organizaciones de código abierto que participan y, entre ellos, está Nji Collins.

Nada desanimó a este joven a participar en este certamen que se desarrolló entre noviembre y mediados de enero de este año. Decidió probar suerte a pesar de ser autodidacta y tener muchos factores en contra. Tal y como ha relatado él mismo a la «BBC», los conocimientos de programación que tiene han sido fruto de leer libros y navegar por la Red.

El problema llegó cuando, un día después de la fecha límite para las presentaciones finales, Bamenda se quedó sin conexión a internet por una decisión del gobierno.

Dos lenguas enfrentadas

En Camerún, el francés y el inglés son lenguas oficiales pero el país se encuentra dividido. En el Noroeste y Suroeste prima el inglés y son zonas que denuncian discriminación por parte de la zona francesa, que no respeta la condición inglesa de esas zonas. Huelgas y protestas callejeras han inundado estas zonas del país en los últimos meses.

Ante este panorama, «las autoridades han respondido con decenas de arrestos y una campaña de mensajes que advierten de largas penas de cárcel por ‘difundir noticias falsas‘ o por el ‘uso malicioso de las redes sociales‘», explica la «BBC».

Aunque el gobierno no lo ha reconocido, numerosos indicios acusan al gobierno de Yaundé, la capital del país y zona francoparlante, de estar detrás del corte de internet. Esta acción «es vista por los activistas de derechos como un castigo y una herramienta contundente para detener la disidencia».

Y en medio de esta «guerra» está Nji Collins, cuya escuela ya estaba cerrada por las protestas y para quien vivir sin conexión es impensable.

«A medida que se hacía evidente que la interrupción era más que temporal, Nji recibió algunas noticias inesperadas: había sido elegido como uno de los 34 ganadores del gran premio de Google», dice la «BBC».

Fuente: http://www.abc.es/tecnologia/redes/abci-joven-camerunes-autodidacta-conquistado-google-pesar-tener-bloqueado-internet-201702102226_noticia.html