Microsoft sigue trabajando en su próximo sistema operativo. Ahora bien, no solamente tiene en mente la versión final comercial, sino que además el equipo está ocupado realizando actualizaciones para la versión previa de Windows 10 destinada a técnicos. El pasado día 1 de octubre los de Redmond presentaban un esbozo del que será el sucesor de Windows 8. Entonces la compañía prometía que iba a lanzar actualizaciones periódicas de Windows 10, y está cumpliendo su palabra. De hecho, hace unas tres semanas presentaba la actualización Build 9860 y este miércoles día 12 de noviembre ve la luz la segunda, Build 9879. Esta última es válida para aquellos testers técnicos que hayan instalado previamente la anterior.

La actualización Build 9879 para la versión previa técnica de Windows 10 de esta semana trae algunas novedades, entre las que figuran nuevos modos de usar el almacenamiento en la nube de OneDrive y la compatibilidad nativa con los ficheros de vídeo en formato MKV (Matroska) y en HEVC (High Efficiency Video Coding), el códec más empleado para el vídeo 4K en ultra alta definición. También se ha modificado ligeramente la interfaz de Windows 10. Ahora los usuarios pueden ocultar los botones de búsqueda y de la vista de tareas que figuran en la barra de tareas, haciendo clic a la derecha de la barra. También pueden colocar objetos en el área de Inicio del explorador de ficheros.

Microsoft libera la segunda actualización de Windows 10 01

El símbolo del menú de configuración situado en la parte superior izquierda ha cambiado desde tres puntos a un botón con forma de hamburguesa. Otros cambios afectan a los botones y la barra de tareas del centro de notificaciones. A esto hay añadir las mejoras de gestos con tres dedos para los touchpads. Tres dedos hacia arriba sirve para ver las tareas. Tres dedos hacia abajo muestra el escritorio. Se puede pasar de una aplicación a otra moviendo tres dedos a la izquierda o a la derecha. Dando un toque con tres dedos se activa el buscador.

La compañía reconoce que algunos de los cambios están basados en sugerencias de los testers, como es el rediseño de la barra de tareas. También han solucionado diversos problemas de cuelgues del sistema operativo. Microsoft explica en su blog sobre Windows cuáles son los requisitos para poder acceder a esta última actualización (Build 9879). Es necesario formar parte del Programa Windows Insider, dirigido a testers técnicos. Se distribuye automáticamente vía Windows Update. Aquellos que no quieran esperar, pueden descargarla e instalarla manualmente entrando en la configuración del PC, actualizando y recuperando.

La actualización de esta semana (Build 9879) va a ser la última de gran calado dentro de este año, porque la compañía sólo prevé ofrece un par de pequeñas modificaciones antes de 2015. A principios de 2015 (posiblemente a lo largo del mes de enero) seguramente esté disponible la versión previa de Windows 10 para consumidores y una nueva versión previa para tabletas pequeñas, según informa ZDnet.