Navegación de Internet y Cosas Qué pasan en nuestro Cerebro

0
692

Navegación de Internet, cuando entramos en el ciberespacio, no siempre somos conscientes de que nos adentramos en un mundo virtual donde el tiempo pasa más deprisa y pensamos y nos comportamos de manera muy distinta a como lo hacemos en el mundo real.

La ciberpsicóloga forense Mary Aiken lo describe como un “mundo hiperconectado” en el que “todo se amplifica” (lo bueno, como el altruismo, y lo malo, como la delincuencia) y nos volvemos mucho más vulnerables.

“La tecnología se ha infiltrado en cada uno de los aspectos de nuestra vida”, escribe Aiken en su libro The Cyber Effect (2016), en el que habla del comportamiento humano en internet.

“Estamos viviendo un momento histórico muy emocionante en el cual están cambiando muchos aspectos de la vida en la Tierra. Pero lo nuevo no siempre es bueno y tecnología no es sinónimo de progreso”, dice la psicóloga, cuyo trabajo en el FBI e Interpol inspiró la serie televisiva CSI Cyber.Aiken dice que, una vez que entramos en el ciberespacio (el mundo digital), “viajamos” a un lugar diferente en el que nuestras emociones y percepciones se transforman.

“Muchos no se dan cuenta. Están sentados en el sofá de su casa y cuando están online nada cambia. En su mente no se fueron a ningún lugar, pero las condiciones son diferentes a las de la vida real. Por eso nuestros instintos nos fallan en el ciberespacio“.

Aiken y otros psicólogos como Patricia Wallace (The Psychology of the Internet, 1999) o John Suler (The Psychology of Cyberspace, 2001 y 2004) llevan años investigando este fenómeno.

Y estos son algunos de los efectos que han observado.

1. “Puedo ser quien quiera ser” (desinhibición online)

“Este efecto es muy interesante porque hace que la gente haga cosas en el mundo cibernético que no haría en el mudo real”, le contó Aiken a la BBC.

Los seres humanos somos menos amables en internet que en persona y más proclives a ofender a los demás.

2. “No me conoces” (anonimato disociativo)

La mayoría de las personas en internet no saben quién eres.Cuando tenemos la posibilidad de separar nuestras acciones del mundo real y de nuestra identidad, nos sentimos menos vulnerables a la hora de abrirnos a los demás.Y este efecto tiene como consecuencia otros efectos, como el de la agrupación online.En un estado mental menos inhibido, las personas con ideas afines se encuentran más fácilmente”, explica Aiken.”Si eres una niña de 13 años con un problema alimenticio, ¿cuáles eran las probabilidades de que conocieras a alguien con una condición similar antes de internet? Ahora con dos clics puedes encontrar a personas afines”.

Fuente:http://www.bbc.com/mundo/noticias-39856995

Navegación de Internet y Cosas Qué pasan en nuestro Cerebro