Las Smart TV ya son parte de nuestro día a día. Llegaron hace cuatro años y a día de hoy resulta muy difícil no ver una cuando vamos a comprar un televisor nuevo. Han venido para quedarse y cada vez quedan menos modelos convencionales sin sistema de conexión a Internet ni ecosistema de aplicaciones.

Smart Tv

Si todavía no tienes una, te estás perdiendo un montón cosas que no has podido hacer hasta ahora. Quizá Smart TV te suene como algo tendencioso e inútil pero no, podemos sacarle muchísimo provecho. Si no te lo crees, os enseñamos trece usos básicos que empezarás a usar desde el primer día.

Uno de los principios básicos de un Smart TV es su capacidad para conectarse a Internet, bien sea por WiFi o cable ethernet. Por eso, el uso más básico que podemos hacer según la configuramos es abrir el navegador y comenzar a visitar nuestras webs favoritas.

Nunca las habrás visto de esa forma: con una pantalla tan grande y espectacular. La navegación es sencilla y cómoda gracias a los mando que suele incorporar sistema de puntero por movimiento o a través de un trackpad. Algunos modelos de televisor, como Philips, incluyen un teclado completo para escribir más rápido.

Todos los televisores Smart TV vienen con una aplicación nativa para disfrutar de los vídeos de YouTube. Esto significa que tenemos a nuestra disposición el mayor catálogo de vídeos online. Desde cortos a videoclips pasando por los famosos contenidos que graban los YouTubers.

Un consejo: entra con tu cuenta de Google y así podrás guardar en listas tus canales favoritos para disfrutar de lo que más te gusta de forma organizada. Muy útil para escuchar música o perder las horas viendo vídeos graciosos de todo tipo. Una forma muy sencilla de expandir la televisión tal y como la conocemos.

Fuente:http://www.tecnologiadetuatu.elcorteingles.es/actualidad/ventajas-smart-tv/